Dirt track rossi
6 aspectos que mejoran en tu conducción en carretera por montar en moto de campo

Las disciplinas Off-Road son la mejor escuela para mejorar la técnica de pilotaje en carretera. Repasamos las ventajas que lograrás en tu conducción en carretera gracias a la moto de campo.

Autor:
Rodolfo Martínez
Foto:
MotoGP / Red Bull
Publicado el 27/02/2019
Dirt track rossi

Entrenar con moto de campo es una muy buena decisión que te mantendrá en forma y potenciará ciertos aspectos de tu conducción en carretera. Solo por el hecho de montar en moto de campo, independientemente del nivel, ya están mejorando nuestras habilidades en asfalto. Las ventajas son muchas y el riesgo, en principio, mucho más bajo. Rodando a velocidades muy bajas –menos de 30km/h- en un ambiente controlado, aún sin experiencia, podrás disfrutar de sensaciones de pilotaje de alto nivel con un riesgo muy reducido. Y todo esto a la vez que aumentamos nuestras destrezas de conducción en carretera.

El mundo de la moto de campo es, para muchos, un gran desconocido. Cuando nunca hemos pisado tierra yendo en moto y nos vemos en la necesidad de hacerlo, vamos a muy baja velocidad y con cierto miedo para mantenerlos alejados de unas sensaciones que son muy diferentes a las de carretera. Pero cuando tenemos cierta experiencia, o vamos guiados por especialistas en caso de ser nuevos en la materia, podemos realizar ejercicios y maniobras que nos harán trabajar con deslizamientos de ambas ruedas, correcciones de cuerpo, tacto de mandos y, sobre todo, disfrutar de grandes dosis de diversión. Y todo ello con un nivel de riesgo no superior al que tenemos haciendo bici de montaña a un nivel medio-alto.

Marquez motocross

Hay escuelas donde se pueden aprender todos los conceptos y técnicas de la moto de campo, como Personal Enduro en Madrid, Solo Enduro en Gerona o Enduropark Aras Rural en Valencia. Algunas de estas además disponen de todo lo necesario para que cualquier persona pueda practicar estas habilidades independientemente de su experiencia o edad.

Marc Márquez, Valentino Rossi y muchos otros pilotos usan el campo como entrenamiento para mejorar su pilotaje. Son cada vez más los pilotos de velocidad que practican especialidades como Motocross, Enduro, Dirt Track o Flat Track –donde se eliminan los tacos de las ruedas y el deslizamiento es mayor- para mejorar y evolucionar su pilotaje.

Estos entrenamientos son ideales para pilotos de carretera ya que se está mucho tiempo trabajando en correcciones, deslizamientos de ruedas, movimientos de cuerpo… todo ello unido además al entrenamiento físico que conlleva. También les ha jugado malas pasadas, Rossi o Lorenzo se han perdido carreras por haberse lesionado entrenando en estas especialidades Off-Road. Pero a nivel usuario, el campo siempre nos dará una mejor relación riesgo/diversión que circular en carretera con una “conducción deportiva”. Y en caso de entrar en un circuito de velocidad para experimentar sensaciones reales de pilotaje con seguridad, el coste siempre es mucho mayor que rodar en un circuito cerrado de Motocross o Enduro.

Los parámetros de nuestro pilotaje en carretera que mejoran solo por el hecho de rodar con una moto de campo son:

1 - Velocidad de reacción y capacidad de improvisación

En conducción Off Road, a no ser que vayamos a muy baja velocidad, siempre hay que hacer correcciones por las irregularidades del terreno y el deslizamiento de ruedas principalmente. Una vez asimilada la técnica, jugar en este rango de sensaciones es, además de algo habitual, muy divertido. En niveles avanzados roderas, peraltes, subidas, bajadas, piedras y obstáculos nos harán trabajar algo más, teniendo que reaccionar rápidamente para poder disfrutar de toda la amplitud de sensaciones que nos trasmiten las motos de campo.

En carretera esto se traduce en capacidades aumentadas. En asfalto es difícil que se produzca un movimiento brusco o un deslizamiento de las ruedas en vías abiertas, pero en caso de que ocurra seremos más rápidos reaccionando ya que estaremos acostumbrados a trabajar siempre con esas sensaciones. De esta manera la práctica del enduro o el motocross o cualquier especialidad de campo nos hace tener una mayor velocidad de reacción y aumentan nuestra capacidad de improvisación, lo que nos permite circular más seguros en carretera.

2- Sensibilidad en deslizamientos de las ruedas

Como os contábamos antes, en carretera no debemos jugar cerca del deslizamiento de las ruedas; para circular de manera segura y disfrutar de la moto en vías abiertas tenemos que alejarnos del límite de los neumáticos. En campo, sin embargo, yendo a baja velocidad podemos derrapar y sentir como se mueven el tren trasero al abrir el acelerador o el delantero al inclinar más de la cuenta; y al ir a velocidades muy bajas, por ejemplo, simplemente con apoyar el pie corregimos cuando desliza en exceso la rueda delantera. De esta manera, en la moto de campo, pasamos mucho tiempo jugando en estas sensaciones que son muy divertidas cuando se dominan con cierta soltura.

Al tener práctica jugando con el deslizamiento de las ruedas, en caso de vernos en una situación de perdida de adherencia en carretera -dependiendo del susto y de la velocidad, claro-, tendremos la ventaja de estar acostumbrados a ese tipo de sensaciones. Es decir, en caso de un susto por deslizamiento de las ruedas, nuestro cerebro estará acostumbrado y hará que tengamos más capacidad de reacción.

3- Rendimiento físico

En la moto de campo se realizan muchos más movimientos de cuerpo que en carretera, además, la mayor parte del tiempo circulamos de pie. Hacer una ruta trail por caminos exigentes es mucho más cansado que circular por carreteras normales. No digamos ya pasar una jornada practicando enduro o motocross, donde el esfuerzo físico está a la altura de cualquier deporte de alto rendimiento –dependiendo claro de la exigencia del recorrido y del ritmo que llevemos-.

Practicando estas especialidades a nivel usuario aumentaremos nuestra capacidad física, y cuando circulemos en carretera todo nos parecerá fácil, suave y nada casado.

4- Amplitud de movimientos

En carretera vamos siempre sentados, con pequeñas variaciones de posición sobre el asiento y ligeros movimientos de tronco dependiendo de si hacemos una conducción más o menos deportiva. En campo sin embargo la amplitud de movimientos es total, podemos pasar de ir de pie con la cabeza por delante del manillar a ir sentados en el guardabarros trasero, y todo con movimientos muy rápidos.

Estar acostumbrados a trabajar en este rango de movimientos hace que cuando circulamos en carretera podamos prestar más atención a otros factores de conducción, como los coches que nos rodean o el estado del asfalto, ya que estamos sometidos a menos estrés y no tenemos que estar pendientes de cómo colocarnos sobre la moto. Y además, en caso de necesitar realizar algún movimiento exagerado o rápido en una situación de emergencia estaremos listos para ello.

5- Uso del freno trasero

El freno trasero es un gran desconocido para muchos usuarios de moto de carretera. En campo también ocurre pero en menor medida, ya que sin freno trasero en conducción Off Road las cosas que puedes hacer son bastante reducidas. En campo, aun a baja velocidad, usarlo correctamente nos facilita mucho la conducción y nos permite llevar más la moto con las piernas. Además se desarrolla un tacto excepcional con la palanca de freno, ya que al entrenar en un terreno más deslizante y con unas botas como las de enduro y motocross, nuestra sensibilidad con el freno trasero aumenta.

Esto hace que cuando circulamos por carretera, al ir con un calzado más cómodo y en una superficie con más aguerre y sin irregularidades, usar el freno trasero sea pan comido y haga nuestra conducción más fácil y fluida, ya que el freno trasero es muy importante en la conducción de todo tipo de motos.

6- Tacto de mandos

Las motos de enduro y de motocross son, normalmente, motos de altas prestaciones que tienen unos desarrollos y unos motores que hacen que haya que prestar más atención, sobre todo, al tacto de acelerador. En los primeros inicios de moto de campo hay que tener especial atención a este aspecto ya que un exceso de confianza o pensar que por haber llevado una moto de carreta de circuito podemos exprimir una moto de enduro o de motocross puede traernos muchos sustos. Una vez entendida la filosofía general de cómo se comportan estas motos, ir a menos de 30km/h disfrutando de sensaciones de correcciones y pilotaje es de las relaciones diversión/riesgo mejores que existen.

Algo parecido ocurre con el taco de frenos; al ser un terreno más deslizante debemos prestar más atención en los primeros compases en el mundo del campo. Una vez acostumbrados al rango en que podemos jugar, nuestra sensibilidad y capacidades con los frenos se ven aumentadas en todos los aspectos para nuestra conducción en carretera.

El jugar siempre con mucho tacto de acelerador, frenos y también embrague, nos acostumbra a ese tipo de sensaciones y hace que cuando rodamos con nuestras motos de calle, tengamos mucho margen en situaciones cotidianas y nos den un extra de seguridad en caso de necesitarlo ante cualquier situación de peligro.

El enduro, el motocross, y la moto de campo en general, son unos gran desconocidos para muchos, pero su nivel de diversión y las habilidades que se desarrollan practicando la especialidad, están en lo más alto del mundo del motor. Además con los menores costes de entrenamiento del mundo de las dos ruedas.

Marc Márquez:

“Un piloto de motocross puede ir rápido en velocidad, al revés no tanto”. “Es una disciplina súper completa. Las sensaciones que aporta el motocross no las tienes en otras disciplinas”.“En el mototocross estás permanentemente perdiendo la moto de delante y detrás, y por eso cuando me entreno en motocross noto el estrés encima de la moto, que se mueve constantemente. Eso me ayuda mucho en MotoGP. El mototocross es más estresante que MotoGP”.

“Si yo me lesiono haciendo mototocross le echarán la culpa al mototocross, pero no se dirá que he estado haciéndolo durante cinco años sin ningún problema. La gente solo escribe sobre mí y el motocross cuando me hago daño”

“El motocross me hace sentir libre. Si me caigo, recojo la moto y sigo mientras que en MotoGP, normalmente, queda destrozada y puedo tener que sentarme una hora a ver cómo la reparan. El mototocross me permite caerme y sentirme bien por haber buscado el límite”.

Texto:

Rodolfo Martínez

Fotos:

MotoGP / Red Bull

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #101: Kawasaki H2R, avión de tierra

Este mes comparamos 2 vehículos con 300cv, la Kawasaki H2R y el Ford Mustang ¿Apuestas quien ganará? También encontrarás nuestras primeras sensaciones con las Royal Enfield Bicilíndricas, el scooter Peugeot Pulsion 125 y la scrambler Macbor Eight Mile. Realizamos la tercera etapa del Giro de Italia a los mandos de la Yamaha Niken GT, analizamos la carrera deportiva de Fabio Quartararo, ponemos a prueba la KTM 350 EXC-F, Alicia Sornosa nos descubre su nuevo capitulo de su aventura por África y estrenamos sección Lifestyle con Husqvarna ¡Descúbrelo ya!